martes, 16 de septiembre de 2014

Sed de poesía

Cualquier poema...
de amor o guerra...
pero cualquier poema...

Que vuelvan a mi las letras
que nazcan de azañas o guerras,
que viva la tinta,
y crezca y muera,
como último punto,
como final de una escena.

Que despierten los temores,
que se pudran con las letras,
que le saquen punta al lápiz
y se gaste por la espera,
por la espera de alinear
cada pensamiento en la cabeza,
cada pincelada,
de tu cuerpo en mi bandera,
cada desea de lucha,
por la patria
por la paz o por la guerra.

Pero cualquiera...
cualquier poema...
Que, por favor, no se seque
la poesía de mis venas.